Voces

nino-espaldas-abusos-p

 

Caminaba  con dirección al baño golpeándome los brazos por las paredes de mi habitación, a esa hora de la mañana necesitaba luz artificial, todo andaba oscuro,  tenía los pies descalzos, un pijama  blanco  con un pequeño bolsillo en el lado del corazón, ahí guardaba un soldado de plástico. Me miraba en el gran espejo cuadrado del baño,  veía mis ojos con legañas, el pelo revuelto y mi boca llena de baba seca.

Abrí el caño, me lavé la cara con agua helada. Cogí la pasta de dientes. Apreté el chisguete. Se llenó el cepillo y cayó otro bloque de pasta en el lavadero, aún tenía sueño. Quería seguir durmiendo.

Empecé a cepillarme los dientes. Y veía en el espejo la  espuma que  iba saliendo de mi boca. De pronto algo sucedió,  mis alucinaciones de niño se volvían realidad. Escuché algo raro. Abrí los ojos y moví mi  cabeza para atrás lentamente, sin mover mi cuerpo. Dejé de cepillarme  los dientes. Quería escuchar con claridad. Sentí algo en mi piel, tuve frío y calor a la vez, miré los brazos y tenía los pelos parados. Solté el cepillo y dejé que corra el agua. Me quedé quieto en la misma posición. Alguien me hablaba, pero no entendía lo que me decía. Cerré el caño. Ahora  escuchaba murmullos pero no sabía de donde provenían. Eran  carcajadas y gritos, todos a la vez. Miraba por todos lados. No sabía de donde provenían. Cada vez más fuerte. Me gritaban al oído, me seguían. Me tapé los oídos y los escuchaba, cerraba los ojos y los seguía escuchando. Me senté al borde de la ducha,  el ruido por fin desapareció. Salí del baño corriendo, y me senté al pie de la cama de mi madre. Le conté lo que me había pasado, ella me cogió el hombro, y mis lágrimas caían en mi pantalón.

Hoy a mis 37 años, aun escucho estas voces, algunas no las quiero entender, otras me aconsejan y  me acompañan en la soledad.

Publicado por Daniel Ramos Ramella

Daniel Ramos Ramella.-Bachiller en Ingeniería Industrial, cuentista y poeta. Nació el 14 de septiembre de 1978 en el departamento de Lima, República del Perú. Sus primeros poemas fueron escritos desde el colegio en el año 1992. Expresó sus inicios literarios en el año 2002, luego de su regreso del Norte del Continente. Participa anualmente de Recital "Palabras sin fronteras" en la Universidad Ricardo Palma. Ha participado en talleres de la Escuela Editorial de Lima, talleres de cuento creativo en la casa de la Literatura de Lima y talleres sobre análisis narrativa en ficción. Expresa sus ideas respetuosamente mediante la poesía, siendo su único compromiso innegociable con la vida, la paz, la justicia, la verdad y sobre todo la libertad. A la edad de 35 años recopiló varios poemas románticos en su obra Trece (2014). También ha publicado numerosos relatos en antologías y revistas. Obtuvo el tercer lugar, en concurso de microficción « Cuenta Lima 2017» y obtuvo merecido tercer lugar de concurso Historias Mínimas del Diario "El Comercio" . En su página web, https://danielramosramella.com, se recoge más información sobre sus proyectos actuales, sus pensamientos y sus publicaciones en Internet.

2 comentarios sobre “Voces

  1. Me gusta el artículo sobre las voces…la realidad y la irrealidad nos acompañan…son inseparables…solamente hay una sutil frontera entre las dos, y esa frontera es la que hay que mantener a raya para no desequilibrarnos, para aprender a vivir con los dos polos en armónía, con la cara y la cruz de la moneda…es lo que nos ofrece este mundo en el que habitamos.
    Saludos.

    Le gusta a 2 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: