Consejos para Escritores ( De Anton Chejov)

genio

 

– Uno no termina con la nariz rota por escribir mal; al contrario, escribimos porque nos hemos roto la nariz y no tenemos ningún lugar al que ir.

– Cuando escribo no tengo la impresión de que mis historias sean tristes. En cualquier caso, cuando trabajo estoy siempre de buen humor. Cuanto más alegre es mi vida, más sombríos son los relatos que escribo.

– Dios mío, no permitas que juzgue o hable de lo que no conozco y no comprendo.

– No pulir, no limar demasiado. Hay que ser desmañado y audaz. La brevedad es hermana del talento.

– Lo he visto todo. No obstante, ahora no se trata de lo que he visto sino de cómo lo he visto.

– Es extraño: ahora tengo la manía de la brevedad: nada de lo que leo, mío o ajeno, me parece lo bastante breve.

– Cuando escribo, confío plenamente en que el lector añadirá por su cuenta los elementos subjetivos que faltan al cuento

– Es más fácil escribir de Sócrates que de una señorita o de una cocinera.

– Guarde el relato en un baúl un año entero y, después de ese tiempo, vuelva a leerlo. Entonces lo verá todo más claro. Escriba una novela. Escríbala durante un año entero. Después acórtela medio año y después publíquela. Un escritor, más que escribir, debe bordar sobre el papel; que el trabajo sea minucioso, elaborado.

– Te aconsejo: 1) ninguna monserga de carácter político, social, económico; 2) objetividad absoluta; 3) veracidad en la pintura de los personajes y de las cosas; 4) máxima concisión; 5) audacia y originalidad: rechaza todo lo convencional; 6) espontaneidad.

– Es difícil unir las ganas de vivir con las de escribir. No dejes correr tu pluma cuando tu cabeza está cansada.

– Nunca se debe mentir. El arte tiene esta grandeza particular: no tolera la mentira. Se puede mentir en el amor, en la política, en la medicina, se puede engañar a la gente e incluso a Dios, pero en el arte no se puede mentir.

– Nada es más fácil que describir autoridades antipáticas. Al lector le gusta, pero sólo al más insoportable, al más mediocre de los lectores. Dios te guarde de los lugares comunes. Lo mejor de todo es no describir el estado de ánimo de los personajes. Hay que tratar de que se desprenda de sus propias acciones. No publiques hasta estar seguro de que tus personajes están vivos y de que no pecas contra la realidad.

– Escribir para los críticos tiene tanto sentido como darle a oler flores a una persona resfriada.

– No seamos charlatanes y digamos con franqueza que en este mundo no se entiende nada. Sólo los charlatanes y los imbéciles creen comprenderlo todo.

– No es la escritura en sí misma lo que me da náusea, sino el entorno literario, del que no es posible escapar y que te acompaña a todas partes, como a la tierra su atmósfera. No creo en nuestra intelligentsia, que es hipócrita, falsa, histérica, maleducada, ociosa; no le creo ni siquiera cuando sufre y se lamenta, ya que sus perseguidores proceden de sus propias entrañas. Creo en los individuos, en unas pocas personas esparcidas por todos los rincones -sean intelectuales o campesinos-; en ellos está la fuerza, aunque sean pocos.

Publicado por Daniel Ramos Ramella

Daniel Ramos Ramella.-Bachiller en Ingeniería Industrial, cuentista y poeta. Nació el 14 de septiembre de 1978 en el departamento de Lima, República del Perú. Sus primeros poemas fueron escritos desde el colegio en el año 1992. Expresó sus inicios literarios en el año 2002, luego de su regreso del Norte del Continente. Participa anualmente de Recital "Palabras sin fronteras" en la Universidad Ricardo Palma. Ha participado en talleres de la Escuela Editorial de Lima, talleres de cuento creativo en la casa de la Literatura de Lima y talleres sobre análisis narrativa en ficción. Expresa sus ideas respetuosamente mediante la poesía, siendo su único compromiso innegociable con la vida, la paz, la justicia, la verdad y sobre todo la libertad. A la edad de 35 años recopiló varios poemas románticos en su obra Trece (2014). También ha publicado numerosos relatos en antologías y revistas. Obtuvo el tercer lugar, en concurso de microficción « Cuenta Lima 2017» y obtuvo merecido tercer lugar de concurso Historias Mínimas del Diario "El Comercio" . En su página web, https://danielramosramella.com, se recoge más información sobre sus proyectos actuales, sus pensamientos y sus publicaciones en Internet.

6 comentarios sobre “Consejos para Escritores ( De Anton Chejov)

      1. Así es, hay que sentirlo para poder transmitirlo, para hacerlo sentir a las otras personas… Cero mentiras… Gracias, Daniel, otro abrazoteee… 🙂 😉

        Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: