Mi segundo trabajo

No fue una necesidad, ni tampoco presión de mis padres, pero decidí trabajar. Estaba a puertas de cumplir 21 años, había terminado la carrera de ingeniería industrial y necesitaba dinero para malgastarlo. Ocurrió un domingo, antes de mi cumpleaños, hice un par de llamadas a los anuncios del periódico y el día lunes, así deSigue leyendo «Mi segundo trabajo»

El gran policía

Apuntaba al ladrón, sabiendo que se le habían acabado las balas. ¡Pum! gritó el policía para engañar a su víctima. El ladrón cayó al pavimento, golpeándose la cabeza, hizo extraños movimientos de piernas, hasta quedar quieto. El orgulloso policía se dirigió al patrullero abandonando el cadáver. Mientras el habilidoso ladrón, se limpió, y salió silbandoSigue leyendo «El gran policía»

Es un pobre diablo

Llegué tarde, desaliñado y sin esperanzas como de costumbre. El lugar estaba oscuro, luces de neón cada cierto tramo,  sin aire acondicionado y un olorcillo que no lo soportaba. A pesar de notar mi presencia, lloraba desconsolado, golpeaba fuertemente contra el piso, por un momento sentí lástima. Me hizo preguntas, respondí de inmediato, luego me enseñóSigue leyendo «Es un pobre diablo»

Concurso Nacional de microrrelato

El marco del Hay Festival 2017 fue un momento más que oportuno para anunciar al ganador de la segunda edición del concurso nacional de microrrelato, Historias Mínimas, organizado también por el diario El Comercio y la Fundación BBVA Continental. En total se presentaron 4.625 postulaciones y la historia ganadora provino de la ciudad de Piura. El escritor Antonio Zeta Rivas se alzó con elSigue leyendo «Concurso Nacional de microrrelato»